jueves

lo que sé de mí hasta ahora

Yo estoy donde me quieren. Donde me eligen. Donde les bullen los dedos por tocarme. Yo estoy ahí donde me piensan–en la distancia, en la cercanía, donde sea- y se preguntan cómo estoy. Yo estoy donde me buscan. Donde me guardan, donde me cuidan. Yo estoy donde quieren que esté, donde desean de verdad, donde se mueven, donde se preguntan. Yo estoy donde me tienden la mano verdadera. Yo estoy donde me encuentran, donde me estiran una cama de amor para encontrarme. Yo estoy donde me aman con violencia y con ternura.  Yo estoy donde mis palabras hacen eco, resonancia, mareo. Yo estoy donde mis preguntas. Estoy donde los brazos se abren. Estoy donde caminan, donde suspiran. Estoy ahí donde la canción es viva y me la regalan. Estoy ahí donde reciben mis abrazos y mi sexo y mi regalo arrebatado. Estoy ahí donde mis palabras son puentes, puertas, puertos. Estoy donde quieren habitar mi cuerpo y mis silencios. Estoy donde vibran. Estoy donde sueñen, donde me lo pidan. Donde me esperen con ansiedad. Estoy donde reciban noticias mías con alegría. Estoy donde deciden, donde bailen y me busquen con la mano para arrimarse a mí. Estoy ahí, en donde haya alguien dispuesto. Estoy donde el miedo también: el miedo blanco y simple de saber que puedo no estar en cualquier momento. Estoy donde haya un interlocutor, un resonador, un otro inquieto por el deseo de que yo esté ahí. Estoy en casas habitadas donde pueda descansar. Estoy ahí donde el fragor de la cama me llene de flores y donde me esperen para llenarla de piernas calientes  mecedoras de sueños. Estoy ahí donde mi pecho sea un remanso y un terreno minado por surcar. Estoy donde me respetan. Estoy donde no da lo mismo. Estoy en lo chiquito, en lo simple, en lo humano. Estoy ahí donde mi presencia no es un peso, ni un peligro, ni una amenaza, sino una posibilidad siempre riesgosa  de seguir explorando el mundo, los cuerpos y el sol. Yo estoy donde me fogonean, donde me interpelan, donde me desnudan. Y si no, me apago lento. 

1 comentario:

maréese un rato, maréese